Conversatorio con Jueza Elizabeth Odio analiza desafíos en el acceso de la justicia para las mujeres


“Equidad Jurídica y el acceso a la justicia para las mujeres” es el nombre del conversatorio organizado por el Instituto Nacional de la Mujer (INAMU) llevado a cabo esta tarde en un hotel de la localidad y en el cual se contó con la participación de la jueza de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Elizabeth Odio.

La abogada tica asume en el 2016 una silla de jueza en la Corte Interamericana de Derechos Humanos, máximo órgano mundial creado para juzgar  crímenes de guerra y aquellos que lesa a la humanidad.

La jueza Odio integra un tribunal en el que solo hubo hombres los últimos siete años, iniciando una corriente que ahora se ve con claridad, de ver en las sentencias las perspectivas de género, que no es otra cosa que un análisis diferenciado  del impacto de las violaciones de derechos humanos en hombres y mujeres.

Para la jueza, el mayor obstáculo para alcanzar el paradigma que contiene el artículo primero de la Declaración Universal, es la violencia que sufrimos las mujeres y que tiene diferentes manifestaciones, unas más visibles y groseras, que otras más sutiles, pero todas igualmente injustas y dañinas.

“En su opinión, para combatir la violencia hacia las mujeres hay que parar la impunidad, exigir responsabilidad de los ejecutores de los actos, y de los Estados donde se perpetran estos delitos.”

“Porque las leyes son un instrumento muy importante y poderoso, pero más importante y poderoso es el cambio que solo se puede producir en nuestras sociedades a través de la educación. Esos procesos deben empezar desde la cuna y permear todos los ciclos formales e informales”, señaló.

Por cerca de dos horas, la Jueza Odio dialogó acerca de materias como igualdad y no discriminación, acceso a la justicia e impunidad, y la relación entre el sistema internacional de los derechos humanos y los Estados, en un diálogo constructivo que busca fortalecer los canales de comunicación con el sistema interamericano e internacional.

El conversatorio permitió analizar el rol de la justicia en la tutela efectiva de los derechos humanos de las mujeres; los derechos de las mujeres en la agenda de la justicia y retos del sistema judicial para el acceso; permitiendo observar prácticas, logros y retos de una justicia sin barreras, sensibilizando para la aplicación en el ejercicio profesional desde los enfoques de género y derechos de las mujeres y reconociendo la importancia e impacto de las decisiones judiciales en la vida de las mujeres.

Odio resaltó, “creemos que ha habido avances, creemos que es fundamental fortalecer la institucionalidad y también creemos que algunos temas con los que todavía hay que trabajar y quedan en la agenda pendiente son por un lado, la transversalización de género”, indicó.

Por su parte, la Directora General del Inamu,Liriola Leoteau manifestó que el tema de la violencia de las mujeres, precisa  de un trabajo conjunto en todos los niveles, del Ejecutivo, del Legislativo, del Judicial y en Panamá hemos avanzado desde el INAMU, al crear un modelo de atención denominado CINAMU, siendo la plataforma nacional para brindar una ventana de oportunidades a las mujeres del país.

El conversatorio contó con la participación de representantes de mecanismos de género de los tres poderes del Estado (Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Judicial), y Consejo Nacional de la Mujer – CONAMU, del país, con quienes al término del panel se abrió un debate e intercambio de opiniones.

Con este evento, la institucionalidad de las mujeres del país,  ratifica el compromiso para erradicar y sancionar todas las formas de violencia contra las mujeres y el esfuerzo para continuar trabajando interinstitucionalmente, buscando que las mujeres tengan acceso a la justicia y que ésta se materialice en el país.