MENSAJE EN EL DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER

HACIENDO POSIBLE LO NECESARIO PARA LAS MUJERES

Más que un lema, Haciendo posible lo necesario para las mujeres constituye el norte para la política pública establecida por el Instituto Nacional de la Mujer en esta gestión, en materia de cumplimiento de los derechos humanos de las mujeres en Panamá, nación cuya población femenina gira en torno a la mitad del total de habitantes. El cumplimiento de dicho mandato vital se transforma en las acciones concretas llevadas a cabo durante el periodo 2015 para atender la urgente necesidad de salvaguardar la vida, la integridad y la seguridad personal de las ciudadanas mujeres de este país, a la vez que se traduce en la punta de lanza de un dispositivo institucional que genera estrategias múltiples que dan respuesta a los temas relacionados a la autonomía económica, a la salud, a la educación con igualdad y a otros aspectos de la vida de las mujeres.

El INAMU, en el marco de sus responsabilidades en diversas materias, ha enfatizado su rol articulador y coordinador, tanto a nivel institucional como social. Ejemplo de ello ha sido el proceso gestionado del Acuerdo Interinstitucional para establecer acciones en la cadena de custodia y contra el femicidio, y así brindar protección a las mujeres víctimas de violencia de género. De igual forma, la posterior adopción del Protocolo Interinstitucional para la Atención de las Mujeres Víctimas de la Violencia en las Relaciones de Pareja por parte de autoridades estatales y locales fija mejores condiciones para el seguimiento de casos de violencia en el marco de las relaciones de pareja.

Otro logro importante a nivel nacional lo constituye el inicio del Proceso de Reglamentación de la Ley No.82 de 2013 y que norma lo dispuesto en la Ley en materia de sanción de la violencia contra las mujeres y tipificación del femicidio.

Todo lo anterior es parte de un arduo proceso que da respuesta a las necesidades  de la población, cuya demanda de atención precisa una alta capacidad de compromiso nacional colectivo.

 

En su acometida por mayor protección y oportunidades para las mujeres, el Instituto Nacional de la Mujer se trazó en 2015 la meta de extender su cobertura de intervención a las Provincias y Comarcas Indígenas del país, a fin de fortalecer el servicio de atención especializada y gratuita para las mujeres, sobre todo para aquellas que sufren violencia o se encuentran en riesgo de sufrirla. La creación de los Centros del Instituto Nacional de la Mujer (CINAMU), concebidos como espacios o ventanas de oportunidad para la salvaguarda, la autonomía y la transformación de la vida de las mujeres, han sido nuestra respuesta para un trabajo más cercano con las ciudadanas de este país, poniendo a su disposición información propicia y oportuna, además de herramientas básicas para su empoderamiento.

 

El crecimiento de la institucionalidad de las mujeres era una deuda pendiente con las mujeres que viven fuera de la capital del país. Los Centros del Instituto Nacional de la Mujer son la nueva cara de la entidad, con mayor cobertura geográfica y verdadera presencia nacional. En los CINAMU todas las mujeres tienen la oportunidad de recibir atención ante la vulneración de sus derechos, contando con personal especializado y con la certeza de ejercer su derecho como ciudadanas. Los CINAMU son centros que no se agotan con los temas de violencia, constituyéndose en centros de oportunidades para las mujeres en cada provincia y comarca del país.

Esto es parte del compromiso asumido por la presente gestión del Instituto Nacional de la Mujer para contribuir a mejorar las Políticas Públicas de Igualdad, a través de puertas abiertas para las mujeres de este país, a fin de que se visibilicen y erijan como verdaderas ciudadanas de primera clase y pleno derecho en su conjunto.

“Haciendo posible lo necesario para las mujeres” se refiere, entonces, a un denodado trabajo de abogacía e incidencia llevado en marcha al más alto nivel para afirmar con claridad que invertir en asuntos de las mujeres es un factor que redunda directa y estratégicamente en el bienestar global de toda la población del país.

Este 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, nos reitera que los derechos de las mujeres y las niñas son derechos humanos, y que la aspiración colectiva es la construcción de una sociedad cada vez más justa y solidaria, con un pleno ejercicio ciudadano para todas y todos.

 

Liriola Leoteau
Directora General