Expertas de América analizan avances de la Convención Belem do Pará

Especialistas y autoridades del continente analizan en Ciudad de Panamá, los avances y desafíos a veinticinco años de la adopción de la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer, conocida como Belém do Pará.

La histórica cita, logra concentrar a un selecto grupo de expertas, ministras de la región y autoridades internacionales, la cual busca ser una plataforma para la reflexión y el debate sobre los avances y desafíos en materia de prevención sanción y erradicación de la violencia contra las mujeres en la región.

Durante el acto de apertura, la Directora General del INAMU y Presidenta de la Conferencia de Estados Parte del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (MESECVI), Liriola Leoteau, resaltó que con esta convención, América Latina se convierte en un modelo para el mundo desde hace 25 años”.

Para la máxima autoridad del INAMU, las acciones deben ir encaminadas a la educación y apostar a una administración de justicia de acuerdo a las necesidades también de las víctimas que somos las mujeres, el tema de la violencia doméstica y femicidio, no puede ser manejado por métodos alternos de solución de conflictos del Sistema Penal Acusatorio, porque aquí se juega la vida de las madres de los niños y niñas de este país.

Por su parte, el Secretario General de la OEA, Luis Almagro, resaltó que en el mundo 87,000 mujeres han sido asesinadas, de las cuales 50,000 se presentaron en el entorno íntimo del hogar, por su parejas o ex parejas, pero además se da una lógica institucional muy transversal que involucra el sistema educativo, de seguridad y el sistema penitenciario, por lo cual tenemos mucho que construir desde el punto institucional y cultural entendiendo la necesidad absoluta este orden político patriarcal que tienen nuestros países.

Por su parte, la ministra del MIDES, Markova Concepción, recalcó que efectivamente la situación de violencia en nuestro país es cada vez están en aumento y las instituciones tenemos una responsabilidad de atender una oferta que realmente sea accesible y que responda a las necesidades de la población y sobre todo a las mujeres y niñas.

La Convención Interamericana para Prevenir Sancionar y Erradicar la Violencia contra la Mujer «Convención de Belém do Pará» fue adoptada en 1994 por 32 Estados de los 34 Estados Miembros de la Organización de los Estados Americanos (OEA) y fue el primer tratado internacional sobre violencia contra las mujeres, diligencia para prevenir, investigar, sancionar y reparar todas las formas de violencia contra las mujeres.

Este acuerdo histórico – hasta hace unos años el único instrumento jurídico internacional vinculante para tratar específicamente el tema de la violencia contra las mujeres Comisión Interamericana de Mujeres (CIM) de la Organización de los Estados Americanos (OEA) durante los últimos veinte cinco años, incluyendo la creación del Mecanismo de Seguimiento de la Convención de Belém do Pará (MESECVI) ha sido una de las bases del trabajo de la en 2004.

Durante los diferentes paneles que se presentaran durante dos días, se ha presentado en términos absolutos y de acuerdo a un estudio en el 2017, realizado por el Observatorio de Igualdad de Género de América Latina y el Caribe (OIG) de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) la situación de las Américas en este tema, la lista de femicidios la lidera Brasil (con 1.133 victimas confirmadas en el años 2017). No obstante, si se compara la tasa por cada 100.000 mujeres, el fenómeno alcanza una extensión en EI Salvador que no encuentra paralelo en otro país de la región: 10,2 feminicidios por cada 100.000 mujeres. En 2016, Honduras registró 5,8 feminicidios por cada 100.000 mujeres. En Guatemala, República Dominicana 2017, y Bolivia también se observaron altas tasas en iguales mujeres. Solamente registran tasas inferiores al 1,0 en la región superiores a 2 casos por cada 100.000 Panamá, Perú y Venezuela.

En el Caribe, cuatro países registraron en conjunto 35 victimas de feminicidio en 2017: Belice (9 víctimas), las Islas Vírgenes Británicas (1), Santa Lucía (4) y Trinidad y Tobago (21). Guyana y Jamaica, que solo cuentan con datos de feminicidio intimo, informaron la muerte de 34 y 15 mujeres, respectivamente, pareja intima en el mismo año. a manos de su pareja o ex países 18 del fenómeno.

La gravedad del tema ha impulsado que diferentes países latinoamericanos han modificado sus leyes para sancionar este crimen, tipificándolo como feminicidio o femicidio u homicidio agravado por razones de género: Costa Rica (2007), Guatemala (2008), Chile y El Salvador (2010), Argentina, México y Nicaragua (2012), Bolivia, Honduras, Panamá y Perú (2013), Ecuador, República Dominicana y Venezuela (2014), Brasil y Colombia (2015), Paraguay (2016) y Uruguay (2017).